Dra. Erica Anderson: El contagio social en acción

For the English version, go here.

Pour la version française, allez ici.

Traducido por un miembro de Amanda Familias.

En su artículo de opinión del 4 de enero de 2022 en el San Francisco Examiner, la Dra. Erica Anderson, ex presidenta de la USPATH y miembro de la junta directiva del WPATH, destacada psicóloga especializada en cuestiones de género y mujer trans, continúa en la línea de su exitoso artículo en el Washington Post, escrito conjuntamente con la Dra. Laura Edwards-Leeper, afirmando que “corremos el peligro de perder el rumbo” en lo que respecta a la forma en que, como sociedad, ayudamos a nuestros jóvenes que se cuestionan su género.

En un guiño a la Dra. Jean Twenge, investigadora de i-Gen, la Dra. Anderson señala en primer lugar cómo la pandemia ha obligado a los jóvenes a conectarse a Internet en lo que claramente se está convirtiendo en un “experimento social masivo y no planificado”. Incluso los gigantes tecnológicos han admitido en sus propias investigaciones que existe un nuevo tipo de adicción/atracción a ciertos contenidos y una especie de contagio entre grupos selectos, especialmente las adolescentes.” [el énfasis en este artículo es mío].

A continuación, escribe: “Por ejemplo, algunos contenidos de YouTube y TikTok incluyen “influencers”, que apenas han salido de la pubertad. Dan consejos a otros jóvenes, específicamente animándoles a explorar su identidad de género libremente“.

A continuación, sin señalar explícitamente la innovadora investigación de la Dra. Lisa Littman, la Dra. Anderson señala un principio clave de la disforia de género de rápida aparición: la influencia social.

Algunas personas influyentes fomentan literalmente la idea de que el malestar psicológico puede deberse a que el joven es trans y sufre disforia de género. El remedio, dicen, es salir del armario como trans o no binario, lo que los influencers aconsejan que aliviará su sufrimiento. Acogidos en la compañía de otras personas trans y de género creativo, estos jóvenes pueden haber encontrado la aceptación, aunque sea virtual, ya que gran parte de esta relación se produce en línea.

-Dra. Erica Anderson

Para los lectores de Genspect, que han vivido mucho esta experiencia, la Dra. Erica hace la siguiente afirmación:

También es posible que reciban consejos sobre cómo navegar y/o controlar estos temas con sus padres, a quienes se les dice que tal vez no “lo entiendan”. Entre los consejos de estas personas influyentes está el de hacer una rápida transición social y de género, que puede incluir un nuevo nombre y pronombre elegidos y el acceso a hormonas de afirmación de género. Muchas de estas personas influyentes están dando literalmente consejos médicos.

-Dra. Erica Anderson

A continuación, la Dra. Anderson subraya el hecho de que los padres que se han puesto en contacto con ella recientemente en relación con su hijo súbitamente trans-identificado “no recuerdan ninguna sugerencia significativa de creatividad de género por parte de su hijo antes de los acontecimientos recientes, aunque muchos padres informan de problemas psicológicos previos con su hijo“. También señala el ritmo sin precedentes con el que se ponen en contacto con ella estos padres, a los que muchos terapeutas aconsejan que afirmen inmediatamente la identidad y acudan a una clínica de género, lo que con toda probabilidad acelerará la medicalización de estos niños.

Aunque los menores siguen necesitando el consentimiento paterno para los bloqueadores de la pubertad, las hormonas de sexo cruzado y las cirugías, los propios proveedores, en palabras de la Dra. Anderson, “desafían cada vez más a los padres y alimentan la rebelión de los adolescentes”.

Señala que este activismo por parte de los proveedores está causando daños a las familias:

A menudo, cuando me involucro, se ha establecido una batalla campal entre un joven cuyo interés es precipitarse hacia decisiones que cambian la vida con consecuencias duraderas y unos padres que están desgarrados y divididos entre la aceptación y la afirmación que quieren dar a su hijo y su terror a consentir intervenciones médicas que temen que no sean adecuadas para su hijo en este momento o en absoluto. Lo más inquietante es que a estos padres les preocupa que el niño se arrepienta más tarde de esas decisiones y culpe a los padres por permitirlas.

-Dra. Erica Anderson

A continuación, hace un pronunciamiento que ha sido cegadoramente obvio para los padres durante los últimos años, pero constantemente ignorado por el establishment de la investigación: “Desgraciadamente, nos encontramos con que la investigación sobre la juventud trans no ha estado a la altura de lo que está sucediendo…. Algunos niegan la realidad de la influencia de los compañeros en la formación de la identidad. Otros critican el enfoque metodológico necesario y coherente con las mejores prácticas”.

El Dr. Anderson concluye el artículo con preguntas muy necesarias: “¿Por qué este fenómeno es claramente diferente de los anteriores? ¿Cómo es posible que la formación de la identidad de género constituya la única área del desarrollo en la adolescencia que es inmune a la influencia de los compañeros?”

De hecho, esperamos las respuestas con gran expectación.

Mientras tanto agradecemos a la Dra. Erica Anderson su artículo.

Crédito de la imagen: SHVETS production, Pexels

Copy link
Powered by Social Snap